¿Atrahasis, Utnapishtim o Noé?

Independientemente tus creencias religiosas hay un acontecimiento “histórico” que seguro conoces bien: el arca de Noé y el diluvio universal.

Seguramente esta historia es un mito que surgió tras alguna catastrófica inundación en un lejano pasado en los albores de las primeras civilizaciones del creciente fértil.

En estos días he encontrado un interesante libro: The Ark Before Noah escrito por Irving Finkel, conservador del Muso Británico en el que se defiende la hipótesis de que de que Atrahasis y su epopeya con su coracle redondo es el Noé original. Para ello se basa en el estudio de una tablilla babilónica datada en el 1750 antes de Cristo.

Dicha tablilla cuenta la la historia del héroe babilónico Atrahasis al que su dios le habla y le proporciona detalladas instrucciones para que construya un arca redonda en la que salvar su vida ante el diluvio que se avecina. El “manual de instrucciones” no solo detalla las medidas y materiales a usar, sino que especifica que debe meter a los animales salvajes “de dos en dos” ¿te suena de algo?

Según Finkel la embarcación es muy similar a las coracles (conocidas también como kufas) que hasta el pasado siglo XX servía para transporter mercancías, personas y animales por el Tigris y el Éufrates. Esto apoyaría la idea de que en el segundo milenio antes de cristo se extendió por las ciudades costeras de los rios babilónicos la idea de que Atrahasis había construído una coracle de grandes dimensiones para sobrevivir a la gran inundación tal y como se recoge en la tablilla antes mencionada.

Sin embargo Finkel menciona Tambien que en la Epopeya de Gilgamesh aparece la historia del sabio Utnapishtim que, al igual que Noé, soltaría una paloma para comprobar si las aguas habían bajado de nivel tras la gran riada; su araca sin embargo era cuadrada aunque con con el mismo área que la de Atrahasis.

Y sí, por si te lo estás preguntando, la superficie de las tres arcas era similar; entre 14.400 y 15.000 codos cuadrados y todas tenían espacio para los animales y un tejadillo para orar.

religion-2278279

Para Finkel la historia babilónica original fue cambiando a lo largo de los siglos y así no solo cambié el nombre de su protagonista por Noé sino también la forma del arca.

Si tenemos en cuenta que los judíos estuvieron cautivos en Babilonia, es muy posible que que la leyenda original fuese incorporada al Génesis como la historia de Noé que todos conocemos.

jesus-3548007

Desde luego es una posibilidad que no podemos rechazar; Babilonia una de las primeras grandes civilizaciones del creciente fértil; muy anterior a la civilización egipcia y por ende al éxodo judío y la fundación de Israel (y por ende del Génesis) por lo que no es bada descabellado pensar que un mito mesopotámico fuese asimilado por otros pueblos de la zona, entre ellos obviamente, el pueblo judío.

Comentarios

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.